Donald Trump actúa como cowboy al poner precio a revolucionarios dispuestos a combatirlo